sábado, 13 de octubre de 2012

Arriesgar para aprender I: Christiankari-Vieito, 12-10-2012

   Jugar partidas rápidas, en vivo o en internet, buscando posiciones complejas, o con desequilibrio material, siempre me ha parecido una buena forma de educar varias parcelas de nuestro juego.
   Las posiciones con desventaja material, nos permiten trabajar la activación máxima del resto de piezas, para compensar esa situación. Asimismo, en general, el ataque directo al rey es el plan más viable para tratar de ganar la partida, por lo que también trabajamos este concepto.
   No hay que descuidar nunca la posibilidad de conseguir entrar en un final con posibilidades de tablas, o incluso de victoria, con lo que potenciaremos nuestra capacidad de llevar a cabo una defensa activa.


Si por el contrario, se trata de posiciones con cambios equivalentes, por ejemplo, dama y peón por tres piezas menores, podremos captar tanto la coordinación entre los diversos grupos de piezas, como las posibilidades prácticas de las piezas mayores contra grupos de piezas menores. O, del mismo modo, como unos grupos de piezas, por ejemplo torre, pieza menor y dos peones, han de luchar y enfrentarse contra otros de valor similar, en este caso podríamos pensar en dama y peón, o dos torres.

Esto suelo hacerlo en mis partidas rápidas, y además de muy divertido, me ayuda a localizar, sobre todo, temas tácticos, mediante la actividad de mis piezas. En la posición del diagrama, después de varias entregas y contra entregas, conseguí quedar en una posición perdida, a pesar de que en este momento "sólo" tengo dos peones de menos. También es cierto que mi dama está amenazada, el caballo de d5 también, el rey algo agobiado. Mi rival acaba de jugar Cc5, que es su sentencia. El caballo viene de b3, y en vez de amenazar mi dama, un simple g3 hubiera servido para evitar cualquier complicación. Vale que mi posición parece un solar, pero yo tenía toda mi artillería apuntando al rey blanco, sobre todo en g2, donde también el caballo tendrá algo que decir a través de Ce3. Lo que sigue lo jugué al toque, por supuesto:

22...Txg2!! 23.Rxg2 Ce3+ 24.Rf2 Cg4+?? 

En apuros de tiempo, juego la mala. No veo el mate fácil en tres jugadas 24...Dg2+ 25.Rxe3 Th3+ 26.Tf3 Txf3#

 25.Re2?? 

Otra vez la obligación de jugar un poco fino, mata las opciones de las blancas, como le pasó con 22.Cc5. Era mejor 25.Re1 Aquí el rey estaría a salvo, y la ventaja material blanca le asegura la victoria.

 25...Db5+ 26.c4 Dxc4+ 27.Cd3 Txh2+ 28.Af2 Dc2+ 29.Rf3 Dxd3+ Christiankari abandonó.

Los temas tácticos del Ataque Rayos X, extracción del rey, jaque doble, jaque a la descubierta y ataque doble, están presentes en la posición.

Este es otro caso de partida rápida, jugada contra un compañero de mi club. Ahora estoy con pieza de ventaja por peón y mi posición es aplastante. La clavada de mi torre no es preocupante, ya que no se puede explotar, y una solución técnica sería lo más aconsejable.

Pero, aparte de que eso es aburrido en una partida rápida, es razonable pensar que el blanco puede ir a por la partida a través de un ataque directo. Pero, como aconsejan muchos manuales, siempre hay que atacar con un ojo en la defensa. Yo andaba valorando 27.Ag5, que tiene toda la pinta de ser definitiva. Por suerte, tenía tiempo para pensar, y pude valorar la posición antes de liarme a calcular.


Veamos: si pensamos detenidamente, la dama y rey blancos están en la misma columna, por lo que a través del alfil de g7 hay una clavada en rayos x de la dama blanca, todo pensando en la desaparición del peón de g5. Con esta pequeña reflexión, el cálculo es sencillo, y el sacrificio en g5 queda descartado:

27.Ag5, hg5 28.Dg5 tiene un grave defecto y es que la defensa 28....Af6!! provoca la mencionada clavada de la dama, y la partida es del negro. Olvidada esta vía de ataque, me decidí por entrar eliminando las defensas centrales jugando

27.Cd5, Ae5 

Obviamente 27....ed5 lleva a un rápido mate tras 28.Dd6

28.Td1!!

Y acabé ganando pocas jugadas después.

Espero que os hayan gustado estas dos experiencias. Como jugador, me resultan tremendamente divertidas. Como monitor, os aconsejo jugar así en vuestras partidas de entrenamiento, las capacidades tácticas y estratégicas se potenciarán de una forma natural y muy amena.
Google