lunes, 23 de diciembre de 2013

Finales II: Maestría en los finales de alfil: Weiss-Blackburne, New York 1889

Tras 26. ..., Ab2
 26...Ab2 

Muchos comentaristas, nos dice Chernev, acabarían aquí su trabajo con un lacónico "el resto es cuestión de técnica". Ahora es cuando podemos ver como se ganan estas posiciones en la vida real.

27.Ae3 a6 28.Rd2 Rf8 

El negro centraliza su rey, ya que no puede permitir que el blanco entre en su posición a través del flanco de dama. Esta centralización parece que da opción al blanco a ganar demasiado tablero con su rey, pero el negro llega a tiempo de evitar cualquier problema.


29.Rc2 Ae5! 

Hay que mantener el alfil activo en ambos flancos. Ahora tiene disponible Ac7 que bloquearía cualquier penetración del rey blanco.

30.Rb3 Re8 31.Rc4 Rd7 32.Rc5 Ac7! 

Hay que mantener al rey blanco bajo control y no permitir que penetre en la estructura de peones negra. El rey blanco debe retroceder y los peones blancos ser avanzados con sumo cuidado.

33.f3 e6 

Colocando los peones en casillas opuestas al color de por las que transcurre su alfil.

34.a4?! 

El negro tendría mayores problemas para crear un peón pasado si este peón se hubiera mantenido alejado.

34...b6 35.Rc4 Rc6 

El rey tiene marcada su ruta por las casillas blancas, inaccesibles al alfil enemigo.

36.Af2 f6 37.Ae3 Ad6 

Curiosa posición: todas las piezas negras en la tercera fila.





38.Ad4 e5 39.Ae3 b5 40.ab5 ab5 

El negro ya tiene su peón pasado.

41.Rb3 Rd5 42.Af2 f5 43.Rc3 g5 

La idea es jugar ahora 44..., Ac5, controlando d4 y, de nuevo, colocando todas las piezas en la misma fila. Si bien, puede parecer que no es más que una curiosidad lo de situar todos sus trebejos en la misma fila, si que es ilustrativo del progreso que el negro está consiguiendo en este final, ganando espacio y acercando sus peones al objetivo de la promoción.

44.g4 fg4 45.fg4 Ac5 46.Ae1 e4 47.de4 Re4 




El principio de la doble debilidad: el blanco tiene dos ahora mismo, una es el peón pasado negro y otra su propio peón de g4.

48.Ad2 Ae3 49.Ae1 Rf3 50.Rb4 Rg4 51.Rb5 

Podríamos pensar que el blanco se ha librado de una de sus dos debilidades, pero no es así: la lejanía del rey es una debilidad en si misma, y el binomio rey/alfil negro limitará la acción del alfil blanco en su control de las casillas g3-g1, las únicas en las que puede soñar con interceptar al peligroso peón negro.

51...Rf3 52.Rc4 g4 53.Rd3 Af2 54.Aa5 g3 55.Ac7 g2 56.Ah2 Ab6 

El alfil se encarga de g1 y el rey de h2, mientras que el monarca blanco no es más que un mero espectador.

57.Rd2 Rg4 

[57...Rg4 58.Rd3 Rh3 59.Ae5 g1D]

0-1

No hay comentarios:

Google